Me he educado con un padre artista. En casa y en clase. Así que para mi el arte se convirtió en el medio natural de expresión. Aunque frente a la visión tradicional en la que el artista elige un campo de trabajo, la escultura en el caso de mi padre, mi planteamiento es diametralmente opuesto. Considero que el medio se debe adaptar a la idea que se quiera transmitir. Así me he encontrado trabajando con fotografía, escultura, video arte, instalación, performance, pintura o cómic, lo que necesitase en cada caso.

 

La materialización de mis obras no deja de ser una forma de dar salida a un diálogo interior, a través de las cuales intento responderme a mi mismo acerca del devenir y las consecuencias que el transcurso del tiempo causa en el hombre y su entorno, o la transcendencia y el poso que dejamos en nuestra ausencia.

 

Y además también ejerzo como docente, lo que ha sido realmente beneficioso para mi trabajo ya que estas dos facetas son las dos caras de una única moneda. Mi obra plástica se ve mediatizada por mis planteamientos educativos y estos completamente inundados por los procesos creativos artísticos. Por ello cuando hablo de mi trabajo no diferencio dos campos de acción. Seguramente ahí esté el origen de mi interés por el sistema perceptivo y su interpretación sesgada basada en intereses creados, tanto como para cuestionarlo como para aprovecharlo utilizándolo como punto de partida; o la relación entre los medios, principalmente los visuales y los literarios.

 

 

Álvaro Pérez Mulas

© Álvaro Pérez Mulas

  • Twitter Classic
  • Facebook Classic